sábado, 19 de diciembre de 2009

Celebrando 30 años de... recién casados.

30 años de recién casados... Me parecio una de las frases mas hermosas que he escuchado.

Sobre todo en una sociedad donde las tasas de divorcio son tan altas y aun entre algunos de los que permanecen casados vemos desajustes tan severos que parece preferible que engrosaran las filas de los "alguna vez pero ya no".


Soy Pro matrimonio.
Me parece que si alguien cambia de actitud despues de la firma del papel no refleja un problema del papel (como podria tenerlo?) sino una confusión de la persona. No es un titulo de propiedad, es una declaración firme, publica (y se supone que de larga duración) de compromiso. Pero al parecer much@s lo ven al reves. Si a esto le sumamos que vivimos en una sociedad donde queremos obtener todo rapido y con el menor esfuerzo posible vamos al desastre.


No hay relación sin esfuerzo, y de vez en cuando no vale... No hay relación sin conflictos y desacuerdos de vez en cuando. No hay relación sin cambios. No hay relación de uno.
No hay relación genuina si predomina el ego.
No hay relación si no existe la tercera entidad: nosotros! (siendo claro las otras 2: tu y yo)

Pero para mi es un misterio como se celebran 30 años de recién casados...30 años! (si todavia me sorprende tener 30 años de vida!)
La comunicación es la clave de todo dicen los que han estado allí (o van por buen camino) y parece muy obvio... Pero en el dia a dia seguro no lo es.

Comunicarse eficientemente parece casi imposible cuando estás ya harta de que dejo la jarra de agua vacia en la nevera - y claro tu te das cuenta a las 3 am cuando estas helandote los huesos a oscuras- o vas a llegar tarde de nuevo porque el Mr -otra vez!- no sabe donde están las llaves del carro (a pesar de que le compraste un llavero que no solo suena sino hasta toca la novena de Beethoven).

En esos casos es cuando hay que contar hasta 100 - o lo necesario- y recordar que lo amas porque si, llega tarde a todos lados, pero almuerza con tu mama todos los domingos por darte gusto...aunque no haya poder divino que lo haga llegar a la hora (tu mama ya se ha acostumbrado a desayunar 30 minutos mas tarde que de costumbre).

Comunicación! Tratarl@ como nos gustaría que nos tratara y hacer todo lo posible para solucionar (consejero matrimonial incluido) si la relación vale la pena cuando los tiempos -que pueden parecer eras- no son tan prometedores...para que pueda desearles a todos uds (y uds a mi) 30 años de recién casados.

2 comentarios:

Lulu dijo...

Me muero de la ternura!
Chama, estoy a años luz de tu entendimiento de la pareja...

Ciertamente, "el maternal" lo tengo en nivel subsuelo.

Y el "parejal" lo tengo en algo así como planta baja.

Qué bello suena todo... qué imposible, supongo, se me haría contar hasta 100 con un tema de pareja!

Sería cuestión de probar si la paciencia sale a relucir y el camino del tao y el zen se hacen presentes...

Espero, sí, poder desearte no sólo 30 años de recién casada... ;)

Me derretí de ternura!:D Pero eso no se nota, no? Jajajajaja...

Maz dijo...

Como ya te dije: TOO MUCH...
profunda reflexión...sobre todo porq es sobre algo q está "a la vista"...pero parece q todos necesitamos anteojos.
Es extraño pero, comúnmente, vemos muy claro cuando se trata de los problemas de los demás...hasta q nos toca "el mismo problema" a nosotros.
Demasiado, ma amie...demasiado